Mundo Ecuestre

Uniendo a los amantes del caballo y la equitación.

La importancia y cuidados en el vendaje de caballos

Existe una variada gama y selección de vendas. Las que normalmente se suelen utilizar para el descanso del caballo, básicamente para mejorar la circulación y la protección de las extremidades de nuestro animal. En cuanto a la materialidad, suelen ser de lana o un material parecido, de 10 cm de ancho y entre 2,5 y 3,5 de largo. Suelen encontrarse en paquetes de cuatro unidades.

Existe por otra parte la modalidad de vendas que son usadas para fines de primeros auxilios o vendaje de trabajo. En ambos casos es necesario tener en cuenta que un vendaje bien hecho suele ser muy beneficioso para el desarrollo de la actividad y para ello no debemos dejarlo ni muy apretado ni muy flojo, ya que ambas posibilidades nos pueden causar problemas.

Ahora bien, es frecuente que en nuestro primer intento nos preguntemos ¿cómo realizar un vendaje adecuado para nuestro caballo?. Pues bien, para vendar a un caballo, lo primero que debemos realizar es posicionarnos con cuidado cerca de la extremidad y luego ponernos en cuclillas o agachados. Sólo cuando el caballo esté tranquilo, debemos iniciar la operación de vendaje.

Debemos tener a mano, la venda, alguna almohadilla o trapo especial para vendar o algodón que lo utilizaremos para recubrir la zona que vendemos. De ese modo la presión sobre la articulación será más uniforme. Una vez recubierto nos dispondremos a vendar la zona en cuestión empezando justo por debajo de la rodilla o corvejón.

Enrollamos la venda alrededor de la extremidad manteniendo una tensión regular. Una vez llegue a la corona, comenzamos a vendar hacia arriba, de manera que el cruce quede por delante, justo encima de la corona. Continuamos vendando hacia arriba hasta llegar al lugar donde empezamos. Las cintas deben colocarse y atarse en la parte exterior o interior de la extremidad y no por delante, donde presionará sobre el hueso, o por detrás, donde lo hará sobre los tendones.

Ahora en el caso del vendaje a utilizar para los primeros auxilios, debemos seguir las siguientes indicaciones: primero que nada comenzar limpiando muy bien la herida por el centro con un algodón limpio bien impregnado con una solución antiséptica. Debemos limpiar la herida desde adentro hacia afuera para no llenar de polvo la herida y no introducir partículas debajo de la piel levantada.

Cuando la herida esté limpia, envolvemos con una almohadilla alrededor de la pata. Es normal que sangre unos 30 minutos. Posteriormente aplicamos la venda sobre esa almohadilla siguiendo los pasos que comentamos anteriormente con la particularidad de dejar un borde de la almohadilla en las partes superior e inferior.

Después de una larga jornada de trabajo, también conviene proteger la articulación, para una correcta recuperación del tendón. Conviene recuperarlo con greda refrescante que también podrás encontrar en nuestra tienda. Entre este tipo de sustancia y la venda conviene poner un plástico fino que va a ayudar a la mejor limpieza posterior.

Por último, si el vendaje lo utilizamos para proteger las extremidades mientras el caballo trabaja debemos saber que tienen que ser vendas de crepé u otro material sintético y deben ceder sin ser demasiado elásticas. Se debe vendar sobre algún tipo de almohadillado y con mucha habilidad para mantener la tensión constante. Un exceso de presión puede traer problemas de circulación, así que recuerden, no es un tema de aplicar fuerza.

https://www.airesclasicos.com/sillas-montar-monturas-caballos-botas...

Visitas: 1792

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Mundo Ecuestre para añadir comentarios!

Participar en Mundo Ecuestre

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

Vídeos

  • Añade un vídeo
  • Ver todos

© 2017   Creado por Jorge Irazola.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio