Mundo Ecuestre

Uniendo a los amantes del caballo y la equitación.

En esta nota para nuestros lectores del blog haremos un repaso sobre los cuidados habituales que debemos proporcionarle a nuestro caballo, para recordarles lo que es indispensable para ellos.

La limpieza: puede parecer repetitivo, pero el cepillado antes y después del trabajo, nos permite comprobar el estado general del animal y consigue establecer un vínculo entre caballo y jinete. Además el cepillado permite quitarle toda la suciedad, el sudor, el lodo o los restos de excrementos que pueden provocarle heridas sobre todo debajo de los arreos y le estimula la circulación sanguínea. Para un acabado impecable se puede utilizar un cepillo suave. Las crines se desenredan con un peine apropiado para caballos, sin tirar demasiado, a veces ocurre que se forman nudos, antes de tirar podemos intentar desenredarlos con los dedos. Para la cola en primer lugar desenredamos con la ayuda de los dedos y después pasamos una almohaza o un cepillo suave, no se utiliza el peine, para facilitar la tarea podemos usar un desenredador. Les recordamos que la ducha se la daremos sólo con buen tiempo y calor, al reparo de corriente de aire y que luego lo secaremos muy bien.

El cuidado de los pies: es uno de los cuidados esenciales porque las afecciones en los cascos y en las patas tardan mucho tiempo en curarse. Con la punta del limpiacascos escarbaremos el suelo y la ranilla, sin profundizar demasiado, sobre todo en los pulpejos y ranillas porque son muy sensibles, simplemente eliminamos el lodo, las piedras y el estiércol. El mantenimiento del casco se realiza aplicando regularmente grasa o alquitrán, la grasa se recomienda para evitar la aparición de grietas y mantenerlos hidratados y el alquitrán cuando los cascos tienden a reblandecerse. Es preferible aplicar el ungüento al terminar de lavar las patas con una manguera. Existen algunos complementos alimentarios con propiedades para mejorar las distintas partes del cuerpo (cascos, crines, pelaje) que se pueden administrar por vía oral.

Las vacunas: para prevenir las enfermedades en nuestro animal y especialmente las que pueden ser graves debemos aplicar las vacunas para protegerlos. La primovacuna son dos inyecciones que se aplican con intervalo de un mes, los refuerzos contra la gripe son semestrales y la de la rabia o la del tétanos son anuales.

https://www.airesclasicos.com/sillas-montar-monturas-caballos-botas...

Visitas: 113

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Mundo Ecuestre para añadir comentarios!

Participar en Mundo Ecuestre

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

Vídeos

  • Añade un vídeo
  • Ver todos

© 2018   Creado por Jorge Irazola.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio