Mundo Ecuestre

Uniendo a los amantes del caballo y la equitación.

Premios y castigos para mantener a raya a nuestro caballo

Un aspecto que nos ayudará mucho durante la doma y los entrenamientos, es evidentemente el que sepamos premiar o castigar correctamente a nuestro caballo, siempre que le dejemos claro el por qué lo estamos haciendo. Tenemos que hacerle saber mediante sensaciones agradables o desagradables aquellos comportamientos que en determinado momento surjan y que motivarán a nuestro animal a repetirlo o por el contrario a no volver a cometerlo.

Cuando entregamos un premio o un castigo, debemos realizarlo en el momento justo que ocurra la acción, a modo de que el caballo pueda darse cuenta. Ahora bien, que premio o castigos puedo entregarle?. En el post de hoy revisaremos algunas de las alternativas, muchas de las cuales puedes conseguir en nuestra tienda y conocer navegando por nuestro sitio.

En cuanto a los premios encontramos:

Golosinas: solo deben entregarse por retribución a una buena acción, ya que corremos el riesgo de convertirla en un mal hábito o un vicio casi imposible de corregir.

Descansos: Son el premio más aconsejable después de un ejercicio duro para el caballo, el de seguro estará muy agradecido.

Ofrecer seguridad y tranquilidad: es muy importante en nuestro jinete o domador, demostrar la tranquilidad y seguridad necesaria para no provocar la desconfianza del caballo. Recordemos en todo momento usar una voz tranquilizadora, sobre todo debido a lo sensible al ruido que es nuestro animal.

Imitación: Para el caballo puede resultar muy gratificante el imitar comportamientos equinos, sobre todo aquellos que respectan a la actitud de manada. Tenemos por ejemplo, el pasar un brazo por encima del cuello, rascar detrás de las orejas, respirar por sobre el cuello o los ollares, rascar. Todos cuidados mutuos entre los animales.

Acariciar puntos sensibles: definitivamente uno de los preferidos de nuestros animales, debido a que el caballo posee puntos especiales en los que les gusta ser acariciados.

Mientras que por otro lado , en lo que respecta a castigos, nos encontramos con diferentes alternativas no violentas, tales como:

Voz fuerte: evitando claramente gritos que molesten a nuestro animal.

Lenguaje corporal: hay ciertos movimientos que nuestro caballo puede interpretar hábilmente, tales como ponerse erguido o hacer gestos con los brazos.

Tirón sobre la nariz, el cual debe ser breve pero efectuado de una manera firme.

Toques con la fusta: es importante recordar que la fusta es solo una ayuda, jamás debe intimidarse al caballo con ella. Por lo tanto todo castigo que tratemos de dirigir con ella debe ser cuidadosamente gestionado. Deben darse toques breves y firmes, pero nunca una paliza.

Otra muy buena alternativa de castigo es imitar los que utilizan entre ellos mismos, como por ejemplo simular una coz con un puntapié, imitar un mordisco al darle un golpe con el codo, entre otros.

Para finalizar recordemos que los castigos deben ser moderados, no agresivos, nuestro animal en el fondo solo está aprendiendo y no merece ser reprendido por costarle más o menos.

https://www.airesclasicos.com/sillas-montar-monturas-caballos-botas...

Visitas: 672

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Mundo Ecuestre para añadir comentarios!

Participar en Mundo Ecuestre

Comentario por José juan el octubre 22, 2013 a las 5:06am

excelentes consejos, gracias por las enseñanzas, espero poder leer material importante como este, gracias nuevamente.- atte. toronjo

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

Vídeos

  • Añade un vídeo
  • Ver todos

© 2018   Creado por Jorge Irazola.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio