Mundo Ecuestre

Uniendo a los amantes del caballo y la equitación.

Alrededor del caballo existe un gran número de profesionales trabajando.
Se trata de un sector con futuro, ya que nuestra sociedad actual demanda cada vez más nuevas alternativas de ocio y deporte.

Son muchas las personas que después de aficionarse al caballo deciden aprender una profesión relacionada con él, pero, ¿cuál de las múltiples opciones posibles?.
En Zona Ecuestre tratamos de explicarte varias de estas profesiones, así como dónde se pueden aprender algunas de ellas.
El Criador o Ganadero
La cría es un trabajo a largo plazo, ya que la mayoría de los caballos para montar no se venden antes de los cuatro años, lo que significa cinco años desde que la yegua ha sido cubierta por el semental.
Se necesita mucha paciencia ya que pueden ser necesarias varias generaciones de cría para obtener la calidad deseada, además de las fuertes inversiones económicas en instalaciones y en la selección de los mejores ejemplares.
No hay una enseñanza determinada para la cría, pero es recomendable el estudio de la agronomía, puesto que requiere cada vez técnicas más modernas de selección, inseminación artificial y dietas cuyo dominio es esencial.
Tratantes
Son los profesionales de la compra-venta de caballos, se necesita una clientela potencial, buen sentido del negocio, mucho conocimiento de caballos, de monta (aunque no todos los tratantes lo hacen) y muy buenos contactos con ganaderías y centros ecuestres con el fin de conocer los máximos caballos posibles para ofrecer a sus clientes, también se debe mover en competiciones, ferias y otros eventos.
La profesión del tratante, está cambiando mucho debido a la explosión de clientela de caballos para el ocio. Hoy en día han de darse garantías con el cambio de otro caballo si el comprado sale deficiente, los servicios post-venta son esenciales, al igual que la comunicación.
Jinetes
Se dedican a la competición y/o a la doma y preparación de caballos. La mayoría de estos jinetes compiten en niveles intermedios, pocos de ellos llegan a la élite.
Llegar a los altos niveles de competición es muy difícil, no basta con ser buen jinete, y hay muchos jinetes que aún llegando pasan serias dificultades, puesto que son necesarios patrocinadores que costeen los importantes gastos en compra de caballos, desplazamientos, etc., además de mucho trabajo y constancia.
Los jinetes profesionales dependen además de los resultados conseguidos, que a su vez dependen de la calidad de sus caballos. Puesto que los buenos caballos sólo se ponen en manos de jinetes con éxito, esto se convierte en un círculo vicioso que es difícil romper (al menos que se disponga de dinero suficiente para comprar buenos caballos). El sueño de todo jinete es conseguir ese caballo de calidad que le catapulte a la fama.
Profesores de Equitación
Enseñan a montar y a perfeccionarse en el arte de la equitación. Además el buen profesor debe transmitir y enseñar respeto por el caballo.
El desarrollo de la equitación competitiva y el aumento del número de centros de equitación y clubs de ponis hace que la demanda de esta profesión haya crecido vertiginosamente.
Durante mucho tiempo fue la prerrogativa de los militares con métodos muy estrictos, hoy en día se hace a un nivel mucho más relajado. Al igual que habilidad ecuestre se necesitan para la enseñanza cualidades como saber expresarse, don de gentes, saber transmitir confianza, etc.
El profesor de equitación (suele ser habitual) también puede dirigir un centro de equitación. Como jefe, debe dirigir a otros empleados, llevar la contabilidad, comprobar que el negocio funciona y que los clientes están satisfechos.
Mozos
Son las personas que más cerca están de los caballos, los cuidan, alimentan y dan afecto, comparten con ellos sus vidas diarias.
Se encargan del cuidado completo, así como de la limpieza de los establos procurando siempre el bienestar del caballo.
El buen mozo ha de ser amante de los animales y poseer un conocimiento general de todos los aspectos del caballo, conocimientos que se adquieren con años de experiencia. Es capaz de detectar cuando un caballo no se encuentra bien antes que nadie, incluso que su propio dueño.
En la actualidad existen centros donde se da formación titulada para estos trabajos.
El Guía de Trekking
El trabajo del Guía de Trecking se ha desarrollado como consecuencia del auge del Turismo Ecuestre. Necesita ser capaz de planificar y llevar a cabo cabalgadas de trayectos largos, a veces en lugares exónitcos, que tienen que ser organizados con antelación al mayor detalle posible. Un trabajo maravilloso para aquellos que aman la naturaleza, la libertad, la tranquilidad... y que requiere muchos conocimientos ecuestres y veterinarios, así como de dirección y tacto con el grupo, ya que debe cuidar de un grupo de personas que en muchas ocasiones son extraños entre sí, conviviendo varios días y tomando parte en todas las actividades.
El Guía de Trecking debe transmitir al grupo el respeto por la naturaleza, no permitiendo que se dejen residuos ni que se molesten a los animales del campo, y por su puesto con el caballo, dosificando sus fuerzas... El caballo no es un objeto con el que salir a dar grandes galopadas y reventar al animal. Esto nunca debe permitirlo el Guía de Trecking.
Jueces y Jefes de Pista
Se encargan de preparar los recorridos en las competiciones y de juzgar las mismas, deben estar preparados y ser objetivos e independientes.
Para llegar a ser juez es necesario estar titulado a través de alguna federación.
Normalmente el Juez y Jefe de Pista es un aficionado al caballo que combina esta actividad con otra otra profesión.
Jockeys
También son jinetes, aunque dedicados a las carreras de caballos, además de las cualidades de cualquier jinete también son requeridas cualidades físicas como el peso y estatura.
El jockey debe ser valiente y decidido, debe conocer a su caballo y saber dosificarlo asta el sprint final.
Entrenadores
A menudo son ex-jockeys que aprenden el trabajo sobre el terreno, ningún aprendizaje puede reemplazar ese determinado ojo natural del domador. Se encargan del entrenamiento diario del caballo de su selección, con el fin de sacarle el mejor partido en la competición.
Veterinarios
Son también cada vez más numerosos. A pesar de que estos trabajos están bien remunerados, los años de estudio que tienen que realizar son desalentadores, se diche que convertirse en veterinario es más difícil que llegar a ser médico.
Herradores
Es una de las más antiguas profesiones ecuestres. El herrador hace mucho más que cambiar las herraduras de los caballos, también se ha convertido en un experto en pies dentro del muno del caballo.
La profesión se ha desarrollado y profesionalizado muchísimo con la incorporación de nuevos materiales, artilugios ortopédicos...
Militares
En la antiguedad el caballo suponía un elemento muy importante en los ejércitos, cualquier joven destinado a la carrera militar, soñaba con dedicarse a la caballería, hoy pocos regimientos ofrecen esta oportunidad aunque siguen manteniendo sus regimientos de caballería, sus yeguadas y sus sementales.
Guarnicioneros
Trabajan el cuero fabricando todo tipo de accesorios necesarios para la monta, como monturas, cabezadas, protectores...
Otras
Hay muchas otras profesiones relacionadas con los caballos incluyendo periodistas, pintores, fotógrafos ... que se dedican al mundo del caballo.

Visitas: 10060

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Mundo Ecuestre para añadir comentarios!

Participar en Mundo Ecuestre

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

Vídeos

  • Añade un vídeo
  • Ver todos

© 2017   Creado por Jorge Irazola.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio