Mundo Ecuestre

Uniendo a los amantes del caballo y la equitación.


Este es realmente un buen tema.
Cuando se trata del entrenamiento de un caballo y su buena formación nuestros principales objetivos son desarrollar su capacidad física y su bien estar psicológico o mental; Si desarrollamos ambos factores correctamente tenemos como resultado a un animal bueno y saludable, el cual, desarrollara cualquier actividad con gusto.
Un caballo feliz va a trabajar mucho mejor que un caballo que no lo es.

Tipos de riendas:
Elásticas



Con Dona



Se dice que cuando cede el caballo y al quedar suelta o floja la rienda fija, el peso de la dona suele golpear al caballo en la boca.

Riendas fijas de cuero.



También existen riendas fijas de cuero con dona.

Las riendas no elásticas deben ser hechas de cuero flexible que debe ser ajustable y atado a la cintura por debajo de las solapas o en la cincha, y los anillos del filete con un ganchos de seguridad regular.
Las riendas no deben ser elásticas por lo siguiente:
Las riendas elásticas actúan como una mano dura: cuando el caballo tira, no hay suficiente resistencia. La falta de firmeza enseña a caballo a utilizar la fuerza. Y cuando el caballo cede, el elástico sigue jalando la boca con presión sin dar alivio.
Las riendas no elásticas son firmes, resistentes y alivian la presión en cuanto el caballo cede. Por lo tanto, las riendas no elásticas nunca son duras. Son como la mano perfecta, no comete errores. Son firmes al momento que el caballo las resiste, pero suaves al momento en que el caballo cede.

El objetivo de las riendas fijas o no elásticas es de ayudar al caballo joven a redondear el lomo y desarrollar la musculatura de este, el cuello y posiblemente el posterior.
Para poder usar las riendas fijas correctamente uno debe de tener conocimientos sobre la biomecánica del caballo y como funciona esta correctamente, debes tener buen ojo para reconocer cuando las riendas fijas están trabajando debidamente y cuando no.
Ayudan a que el caballo joven adquiera el tono muscular que necesita sin tener que llevar el peso adicional del jinete. Le enseñan acerca de las manos del jinete, de respetar y ceder a la presión proporcionada por las riendas.

El uso incorrecto de las riendas fijas
Si están muy apretadas, las riendas fijas pueden ser inútiles y en la mayoría de los casos perjudicar al caballo; El caballo tiende a resistir el exceso de presión (ya sea recargándose en el bocado) o tratando de evadirlas (evitando el contacto con el bocado y enarcándose por detrás de la vertical).



• El caballo azul es un caballo que está trabajando en la vertical o un poco sobre esta, la nuca es el punto más alto de su cuerpo. Esta es la postura deseada en todo momento, claro que cuando un caballo se inicia necesita trabajar un poco mas estirado y hacia abajo ya que se les facilita equilibrarse.



• El caballo verde esta sobre la vertical, su nuca es el punto más alto, sin embargo su cuello esta invertido lo cual también significa que su lomo esta invertido, el caballo no puede remeter su posterior cuando esta invertido y no acepta el contacto.


Caballo invertido.


• El caballo rojo esta por detrás de la vertical, al igual que el caballo verde, no está trabajando debidamente. Su nuca deja de ser el punto más alto y este se traslada a la tercera vértebra cervical. Causas de esta postura son: un mal entrenamiento donde el caballo ha aprendido a evadir el freno, bocado demasiado fuerte o manos demasiado duras/pesadas.


¡Qué foto tan más triste! Esto es verdaderamente inaceptable.


Tratar de colocar la cabeza del caballo en una posición forzada es un grave error, no se trata de conseguir que el caballo se enarque y luzca bonito, se trata de obtener un enarcado correcto para poder trabajar la musculatura del caballo y enseñarle al caballo que busque el contacto con el bocado (que se estire hacia adelante).
Si las riendas fijas se ajustan muy apretadas y demasiado pronto, corremos el peligro de que el caballo se empine y caiga hacia atrás.


Ingredientes secretos: Impulsión, contacto, relajación y ritmo.

• Un caballo tiene impulsión cuando la energía creada por los pies se está transmitiendo en cada aspecto del movimiento. La impulsión es creada por el entrenamiento correcto. El jinete hace uso de los aires naturales del caballo, pero "agrega" a ellos relajación.

El contacto es la conexión suave, constante, entre la mano del jinete y la boca del caballo. El caballo debe ir rítmico y "buscando" un contacto con la mano del jinete, así "yendo sobre" el contacto.


• El término "ritmo" se refiere a la regularidad de los pasos y a las ampliaciones en cada aire: deben cubrir distancias iguales con idéntica duración. El movimiento es incorrecto si da a la pérdida del ritmo.

La Relajación es un requisito previo para toda la formación continua y, junto con el ritmo, es un objetivo esencial de la fase de formación previa. Incluso si el ritmo se mantiene, el movimiento no puede considerarse correcta a menos que el caballo está trabajando a través de su espalda y los músculos están libres de tensión. Sólo si el caballo está física y mentalmente libre de tensión o restricción puede trabajar con soltura y puede que se utilice al máximo.


Cuando se trabaja con riendas fijas, se recomienda no trabajar al paso. El paso es el único aire del caballo que no tiene impulsión verdadera debido a que no hay suspensión (cuando las cuatro patas se encuentran en el aire).

Tampoco trabajar al galope, ya que las riendas no permiten que el caballo mueva su cuello de una manera más libre. Hay más movimiento de cuello en el galope que en el trote, por eso las riendas fijas son más aptas para ser usadas en el trote. Se pueden usar al galope con caballos que tengan una formación más avanzada.

Las sesiones deben de comenzar siempre trabajando al caballo al paso y trote con su cuello libre y no siendo sujetado a las riendas. Un calentamiento correcto puede tener como fruto una sesión exitosa de trabajo.

El ajuste correcto de las riendas depende del nivel o experiencia del caballo; si se trata de un caballo joven, las riendas deben de ser justas, de una manera en que el caballo pueda estirar su cuello hacia adelante y no se le obligue a estar enarcado. Tambien se le deven permitir muchos descansos con su cuello libre.



Una vez ajustadas se comienza a trabajar al trote. Hay que tener buen ojo y asegurarse de que el caballo trabaje remetiendo el posterior y alcanzando la huella, esto es posible solamente si el caballo esta relajado y redondea su lomo.

Uno de los problemas más comunes con las riendas fijas es la falta de impulsión, ya que no hay jinete que la proporcione; no es lo mismo trabajar a un paso veloz y rápido, a que el caballo trabaje a una velocidad mas cómoda y remeta el posterior.


Aquí (foto de arriba) un caballo que no está usando su posterior, vea como las patas de atrás caen por detrás de la cadera del caballo. Por lo tanto no esta trabajando su lomo correctamente.



Aquí (foto de arriba) un claro ejemplo de cómo trabaja un caballo que alcanza la huella, sus pisadas caen más allá de la cadera. Hay impulsión y relajación. Va redondeando el lomo y con deseo de ir hacia adelante.




Este es un ejemplo de un lomo No invertido o “redondeado” que es lo deseable para el trabajo correcto (foto superior) y un lomo de un caballo invertido (foto inferior) que es algo ya no deseado.




Cuando se trabaja con caballos jóvenes, se debe ajustar las riendas a las argollas más bajas. Gradualmente se va aumentando la altura dependiendo de la experiencia del caballo como poder elevar su nuca y no “quebrarse” en la tercera vertebra, mantener la postura adecuada y de su habilidad para cargar su cuerpo equilibradamente sin recargarse en el bocado.
El ajuste de las riendas fijas depende de la conformación del caballo y su grado de formación. Las riendas deben de ser ajustadas del mismo largo en ambos lados. Hay gente que suele recortar la rienda interior al círculo para que el caballo flexione hacia adentro. Pero esto produce que el caballo no siga el contorno del círculo y como resultado su posterior quede apuntando hacia afuera.




Este caballo presenta un trabajo mas avanzado






Reglas de oro:

Proceder de manera progresiva.

Las riendas fijas nunca deben de ser usadas a la fuerza.

La cabeza del caballo nunca debe estar por detras de la vertical.

Utilice las riendas fijas al iniciar un caballo joven y al comienzo de un entrenamiento con un caballo más avanzado; después de haber calentado al caballo sin las riendas fijas claro.
Observar, sentir y experimentar. Va a encontrar el ajuste correcto y el entrenamiento se beneficiará de su caballo mientras él se divierte también.


Un pensamiento acerca de las riendas fijas:

Cuando se usa correctamente ¡las riendas fijas son herramientas fantásticas!
Pero cuando se utilizan indebidamente estas se convierten en una molestia, como si fueran manos duras (o las manos ignorantes, pero que se pueden mejorar) son una calamidad y molestia para un caballo.
En la equitación, procedimientos, métodos, acciones y ayudas sólo tienen valor cuando se hace por jinetes y entrenadores expertos. Un buen jinete capaz es discreto, sabe observar, sentir y adaptarse.



Visitas: 7465

Etiquetas: adiestramiento, alta, biomecanica, caballos, dressage, elastica, entrenamiento, escuela, fijas, potro, Más...riendas

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Mundo Ecuestre para añadir comentarios!

Participar en Mundo Ecuestre

Comentario por Manuel Hernán Santacruz S. el julio 23, 2013 a las 4:41pm

Excelente artículo, sobre todo para quienes pretender obtener una posición por debajo de la vertical, mediante el uso de medios forzados.  Quiero agregar que es conveniente el uso de riendas fijas o riendas de pliegue como lo indica Rommina en su artículo, además en la monta de jinetes nuevos, por cuanto el tacto y la aplicación de la fuerza y pericia de la mano, no se ha desarrollado aun. 

Comentario por gotzon martin martin el noviembre 24, 2010 a las 1:40am
la verdad es que es un tema muy interesante....y muy bien explicado..pero falta indicar el tipo de bocado que debiera de utilizarse para este tipo de riendas..que creo que es el filete....un saludo desde bilbao...
Comentario por EpicApple el noviembre 18, 2010 a las 4:32am
Gracias Edith por su comentario. Aclaro que en mi texto indica que no es recomendable trabajar a caballos jóvenes al galope con riendas fijas, debido a que inhiben el movimiento natural del cuello, específica que esto si se puede hacer con caballos que llevan un nivel más avanzado en su entrenamiento. "Tampoco trabajar al galope, ya que las riendas no permiten que el caballo mueva su cuello de una manera más libre. Hay más movimiento de cuello en el galope que en el trote, por eso las riendas fijas son más aptas para ser usadas en el trote. Se pueden usar al galope con caballos que tengan una formación más avanzada. "
Estoy al tanto de la pirámide de entrenamiento alemana. Pero las partes de la pirámide que mencione son aquellas relacionadas directamente con el trabajo en riendas fijas trabajando en etapas iníciales con caballos principalmente jóvenes. Colección, rectitud (rectitud en el circulo) e impulsión verdadera pueden ser alcanzadas pero ya con un jinete montando.
Espero y comprenda mis aclaraciones, disculpe por cualquier mal entendido que pudiera haber presentado el texto.
Saludos desde México.
Comentario por Edith Gross Naschert el noviembre 18, 2010 a las 1:20am
Muchas gracias por este excelente e instructivo artículo. Solo quisiera comentar que naturalmente como dice no se debe trabajar mucho en paso cuando se usan las riendas fijas, pero según mi experiencia de entrenar caballos por 30 años si es bueno galopar....a veces el caballo se equilibra mas facil en el galope que en el trote. Ademas se puede inducir el galope reunido achicando el circulo lo que ayuda mucho al jinete en su entrenamiento.
Quedamos claro que la secuencia a entrenar es ritmo, soltura, contacto a la mano, impulsión, sumisión, rectitud y reunión. Gracias y saludos desde México....

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

© 2014   Creado por Jorge Irazola.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio